Principios de la economía circular


3 principios de la economía circular para el sector del mueble

3 principios, 6 formas y 10 retos para entender la economía circular en el sector del mueble.

Mirando más allá del actual modelo industrial extractivo “tomar, hacer y disponer”, el modelo de economía circular apunta a cerrar el ciclo, creando un sistema que permite productos de larga duración, reutilización óptima, reacondicionamiento, re-fabricación y reciclaje de productos y materiales.

El diseño circular 

Cambiar la economía lineal actual a un enfoque más “diseño circular» es un desafío de todo el sector (y también la sociedad) que se debe implicar en el control del stock de los recursos naturales, aumentar la competitividad, la innovación y el empleo.

Sin embargo, también plantea desafíos tales como la financiación, el comportamiento de los consumidores y los modelos de negocios. Tanto el «Estudio de mercado de la Re- fabricación»  como el informe «Hacia la economía circular» se centran en ocho sectores donde la implementación de la economía circular puede ser relevante y en este caso, el sector del mueble es el único de carácter tradicional incluido en ambos informes. 

Las intervenciones de la economía circular tienen el potencial de fomentar la industria del mueble en Europa, con reparaciones, reformas y re-fabricación que permiten la recuperación de valor, el crecimiento económico y la creación de empleos, al tiempo que ahorran recursos  del medio ambiente.

El modelo de economía circular presenta una alternativa a este sistema lineal de producción de residuos.

Su objetivo es la conservación de los recursos naturales mediante la sustitución de productos por servicios y el diseño de las cosas que se pueden utilizar una y otra vez .

Por último, los materiales se recuperan y se reciclan en nuevos recursos, lo que refleja el ciclo de los elementos en los sistemas naturales, en los que los residuos de un proceso son el alimento para otro.

La economía circular ha sido bien recibida por muchas empresas, además de como una forma de casar sostenibilidad ambiental con rentabilidad (según un estudio de McKinsey y la Fundación Ellen MacArthur) que han sugerido que una economía circular representa una oportunidad económica de más de 1.000 millones de euros en todo el mundo.

Normalmente, las piezas de mobiliario se compran con fines de reemplazo, sin embargo, el subsector de mobiliario de oficina y el sector contratado (ya sea hoteles, restaurantes, escuelas, hospitales o residencias) funcionan de una manera diferente, ya que generalmente se reemplazan debido a razones estéticas y de marca corporativa. Normalmente se lleva a cabo en una base completa de oficina u hotel. Lo que hace que ambos subsectores sean ideales para re-manufacturar actividades. 

La creación de nuevos modelos de negocio basados ​​en la economía circular en todo el sector del mueble abre nuevas oportunidades desde una perspectiva económica y social.

Una de las consecuencias de este cambio es el requisito de habilidades y competencias para mejorar el rendimiento, centrándose en: espíritu empresarial, estrategia, innovación, pensamiento de sistemas, diseño de productos, abastecimiento y fabricación, ventas y creación de valor para el cliente o uso de productos y cadenas de devolución.

La economía circular se basa en tres principios:

1. Preservar y mejorar el capital natural, por ejemplo, seleccionando los recursos naturales necesarios y eligiendo, siempre que sea posible, tecnologías y procesos que utilizar recursos renovables o de mejor rendimiento.

2. Optimizar el rendimiento de los recursos, es decir, el diseño para la remanufacturación, la restauración y el mantenimiento el reciclaje para mantener los componentes y materiales circulando y contribuyendo a la economía.

3. Fomentar la eficacia del sistema mediante el diseño de «impactos externos negativos», tales como reducir los daños a la utilidad humana y gestionar las externalidades, como el uso de la tierra y el aire, la contaminación del agua y el ruido, la liberación de sustancias tóxicas y el cambio climático.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=123&v=_9mHi93n2AI

 6 maneras de interpretar el ciclo útil de los muebles

  1. Mantenimiento: uso de mantenimiento preventivo para maximizar la vida útil del producto, por ejemplo, una silla sigue siendo una silla.
  2. Reparación: mantenimiento correctivo, por ejemplo, una silla sigue siendo una silla.
  3. Reutilización – redistribución de productos a través de un cambio de propietario, por ejemplo, una silla sigue siendo una silla
  4. Reacondicionar – remanufacturar el producto para optimizar su vida útil, por ejemplo, redimensionando un escritorio o cambiar la apariencia de una silla mediante el tapizado y prolongar la vida útil a la ‘moda’, o cambiar el tamaño de los escritorios.
  5. Re-propósito – cambiar la funcionalidad del producto, por ejemplo, un escritorio se convierte en una mesa.
  6. Reciclar – recuperar el valor de los componentes y materiales como materia prima o como materiales secundarios en nuevos productos.

10 retos inmediatos en la industria circular del mueble

La Oficina Europea de Medio Ambiente ha identificado los principales retos a los que se enfrenta el sector para pasar de una economía lineal a una circular.

  1. Materiales de menor calidad y diseño deficiente. el abandono de la madera maciza y el mueble de metal por materiales más baratos restringe las posibilidades de éxito en una segunda vida del producto
  2.  Deficiencias en el diseño y las especificaciones de los productos – en relación con el reciclado el contenido, la reutilización de los componentes, la durabilidad del producto y el diseño para/montaje, reparación, reutilización, remanufactura y reciclaje, los drivers para mejora son débiles o inexistentes.
  3. Reglamento REACH (sobre registro, evaluación, autorización y restricción) de los productos químicos) – las sustancias peligrosas heredadas plantean retos y costes adicionales para los recicladores, junto con la falta de información sobre las sustancias químicas contenidas en los productos.
  4.  La información deficiente de los consumidores rara vez se les orienta sobre cómo mantener y reparar los muebles, con el fin de prolongar y prolongar la vida útil del producto
  5. Disponibilidad de repuestos – La falta de disponibilidad de repuestos estimula la compra de nuevos muebles sobre patrones circulares de consumo
  6. Débil demanda de muebles de segunda mano: la diferencia de precios entre los muebles nuevos y los de segunda mano o de muebles contra el precio de los muebles de segunda mano, no es lo suficientemente significativo como para conducir un comportamiento de compra más sostenible. Esto se suma a la escasa conciencia de la importancia de la la disponibilidad y los beneficios de las opciones de muebles sostenibles, tanto para el hogar como para la familia con fines comerciales.
  7. Poca demanda de materiales reciclados – mercados finales para materiales reciclados, productos de postproducción deconstrucción, están subdesarrollados, y en algunos casos, ya saturados, con estas deficiencias de mercado asociadas que restringen la inversión adicional en la recuperación Cerrar el círculo de desafíos
  8. Infraestructura limitada de recogida y logística inversa – actualmente son débiles y una inversión insuficiente en la recogida y logística para la recogida de muebles. Los mecanismos de responsabilidad de los productores no son muy utilizados en el sector del mueble.
  9. Altos costes de reparación y renovación – en muchas partes de la UE, el transporte y los costes de mano de obra son elevados, lo que hace que cualquier reparación y renovación significativa sea costosa, especialmente cuando se requiere re-tapizar. En general, las economías de escala necesitan incentivos económicos para que la reparación y la renovación sean viables.
  10.  Debilidad política -por lo general, los muebles no se gestionan en los países en desarrollo de acuerdo con la jerarquía de residuos, sin que se dé prioridad a la reutilización por encima de los residuos reciclaje, incineración y vertedero. Pero existe una insuficiente inversión en reutilización, reparación y mantenimiento. la infraestructura de re-fabricación limita el potencial de los muebles que se gestionan de acuerdo con los principios de la jerarquía de residuos o de la economía circular. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.